Archivo de la etiqueta: tesoros

En la busqueda del quinto sabor (Series pequeños tesoros)

(English version)

Cuando iniciamos un viaje, por regla general, el sentido que más usamos es el de la vista. Estamos expectantes a todo lo que nos rodea, y solo cuando nos relajamos y nos permitimos, nos damos cuenta que los estímulos sensitivos del nuevo lugar llegan por más canales que el visual.

Pensamos que un lugar estimulante debe ser un destino exótico, con culturas totalmente diferente a las nuestras… Sin embargo alguno de los lugares más estimulantes para mi sentidos no están al otro lado del planeta, sino mucho más cerca.

He tenido la suerte de llegar al lugar del que hablamos por el Mar. Pienso que no es lo mismo llegara Napoles por un medio de transporte  que no te permita contemplar su espectacular bahía, con el Vesubio recortado en el horizonte y la Isla de Capri al otro lado.

Napoles te apabulla sensorialmente, no te deja un respiro. Es el sur de Italia y por lo tanto es un lugar lleno de arquetipos, donde ves de repente la Italia representada en las películas de Fellini con la ropa tendida en cuerdas que pasan de lado a lado de la calle.

En Napoles está prohibido relajarse, las normas de circulación han sido rotas, tanto por los peatones como por los vehículos, cruzar una calle con mucho tránsito puede transformarse en toda una aventura, pasando los vehículos por detrás y delante del peatón, aprovechando este las cortas oportunidades, que da el  breve respiro del tráfico, para avanzar hasta el destino, que se encuentra en la acera de enfrente.

Vehiculos que avanzan en dirección contraria por la calle y de repente en todo ese marasmo, se llega a una calle en la que parece que no hay tráfico, que se respira un ambiente de pueblo y no el de la segunda ciudad más poblada de Italia.

Ya sólo por eso Napoles no sólo estimula la vista sino el oído, pero aquí realmente queremos hablar del sabor y posiblemente piensan que quiero hablar de la pizza de la cual Napoles es su lugar de nacimiento dando el nombre a la famosa Pizza Margarita realizada en honor a la Reina del mismo nombre ya que en su composición lleva los colores de la bandera de Italia. Rojo por el tomate, blanco por la mozzarella, y verde por la albahaca. Pero para mi el momento más especial del día es cuando te acercas por la Via Toledo a la Galleria Umberto I.

English: Entrance Galleria Umberto I Deutsch: ...
English: Entrance Galleria Umberto I (Photo credit: Wikipedia)

A muchos  les recordará a una similar que se encuentra en Milán. A eso de la tarde en la entrada que esta cerca de esta calle se forma una cola que comienza en una pequeña pastelería, la Sfogliatella Mary. Este es uno de los lugares en el planeta en que puedes descubrir el quinto sabor, lo que llaman los japoneses umami. Esa sensación que tienes cuando te das un baño en aguas calientes después de un día agotador o cuando pruebas algo exquisito y de tu garganta sale un ¡¡¡¡aaaahhh!!!! característico. Para sentir el quinto sabor lo más recomendable es a esa hora de la tarde, con mi dulce preferido de Napoles, la sfogliatella recien hecha. Sentir la corteza crujiente al contacto con tus dientes, y poco a poco sentir el ruido que haces al morderla, sintiendo como la crema pastelera tibia acaricia tu paladar, mientras sientes las notas de la vainilla, de la azucar en polvo mezclandose con el sabor del hojaldre y sientes que ese ¡aaahhh! sale de tu garganta.

Como puedes ver viajar no es sólo ver lugares nuevos sino sentir cosas nuevas.

Sfogliatella Santarosa
Sfogliatella Santarosa (Photo credit: Wikipedia)
Anuncios

Las Siete Maravillas del Mundo, ¿están todas perdidas? (Serie pequeños tesoros)

All Giza Pyramids in one shot. Русский: Все пи...
All Giza Pyramids in one shot. Русский: Все пирамиды Гизы на изображении. Español: Las Pirámides de Guiza (Egipto). Français : Les Pyramides de Gizeh (Egypte). Català: Les Piràmides de Giza, a Egipte. (Photo credit: Wikipedia)

(English version)

Las siete maravillas del mundo, un conjunto de obras de la humanidad que representaban lo más mágnifico hecho por el ser humano en la antiguedad. Aparte del hecho que su clasificación correspondía una visión heleno centrica del mundo cuando se elaboró esa clasificación. No es por si menos claro que han formado parte del imaginario colectivo. En el número uno están las Pirámides de Egipto, que es la única de ellas que se conservan en pié, a pesar de los expolios que han sido sometidas a lo largo de la historia. Las demás han desaparecido y no tenemos ninguna referencia o muy pocas de ellas. Dependiendo de las listas podemos enumerarlas en las siguientes.

La Pirámide de Giza
Los Jardines Colgantes de Babilonia
El Templo de Artemisa en Efeso
El Mausoleo de Halicarnaso
El Coloso de Rodas
La Estatua de Zeus en Olimpia
El Faro de Alejandría

Por ejemplo de la los Jardines Colgantes durante años se dudó de su existencia, aunque excavaciones modernas parecen confirmar que realmente fueron construidos.

Para hacernos una idea de lo que fueron a veces es complicado, un representación en una moneda de la época, la descripción de algún autor contemporáneo y por supuesto siempre nos queda la imaginación desbordante del cine, aunque por regla general dedicada a las Pirámides, el Coloso de Rodas.

Sin embargo hoy me gustaría que nos detuvieramos en el Mausoleo de Halicarnaso (Halicarnaso estuvo situada en lo que hoy se conoce como Bodrum en Turquía). Y era la tumba del Sátrapa Mausolo (aunque en algunas fuentes aparece como Rey). De ahí que a partir de ese momento las tumbas que tuvieran un aspecto magnifico y suntuoso, se conocerían con el nombre de Mausoleo.

El Mausoleo de acuerdo con las referencias históricas se le calcula una altura de más de cuarenta metros y soportó la invasiones de Alejandro Magno, los árabes…pero un terremoto lo destruyó en 1.404. Como casi todos los monumentos que han caído por terremotos en el siglo XV y que habían soportado en pie mas de mil años la razón suele estar era que la construcciones de marmol estaban sujetas por pasadores de metal. Y que a a partir del invento de los cañones modernos mucho de ese metal se usó para la artillería de los ejércitos. Con lo cual al venir un temblor de tierra ya eran unas “piedras sueltas”  desmoronandose la estructura.

En 1522 estas piedras desmoronadas fueron usadas por los caballeros de la Orden de San Juan para para reparar el Castillo de San Pedro de Halicarnaso

Ahora si queremos hacernos una composición de lo impresionante que era el Mausoleo desde mi experiencia personal, el mejor lugar es Londres. Y concretamente el Museo Británico.
A muchos de ustedes le extrañará; pero dedicaderemos algún espacio a ésto con mayor detenimiento más adelante a las razones de esa preeminencia del Reino Unido y de Londres en particula en este aspecto.

En lo personal reconozco que Londres dispone una impresionante red de Museos, siendo mi preferido el Museo Británico, incluso si se que voy a estar poco tiempo, procuro dejar un hueco en mi agenda para poder visitar alguna sala.

Para mi si tomo el metro la opción más sencilla es bajar en la  estación Totenmham Court Road, al final de Oxford Street. Subir en dirección Norte por Totemham Court Road y en la primera transversal tomarla a la derecha e ir en dirección este, y en unos seis minutos caminado nos encontraremos con la entrada principal del Museo Británico.

Nuestro objetivo en esta visita es la Sala 21, que no se imaginan como se llama, pues si “Mausuleum de Halikarnassos”. Personalmente me he quedado prendado de un fragmento de escultura, la cabeza de un caballo que era un elemento decorativo, lo demás lo dejo a su imaginación

Cabeza de Caballo del Mausoleo de Halicarnaso en el Museo Británico

Paris es algo más que la Torre Eiffel y Notre Dame (SERIE PEQUEÑOS TESOROS)

Sainte Chapelle - Upper Chapel, Paris, France
Sainte Chapelle- Chapelle Hute, París, Francia (Foto Wikipedia)

(English Version)

Cuando uno evoca París la icónica imagen de la Torre Eiffel es lo primero que nos viene a la memoria. Incluso cuando en una película nos quieren hacer una composición de lugar para decirnos que la acción transcurre en la Ciudad de la Luz lo primero que aparece es un fotograma en la que aparece la mencionada torre en mayor o menor detalle. Y eso que la Torre Eiffel fue erigida para la Exposición Universal de 1.889. Lo que significa un pequeño momento en la historia de una ciudad milenaria conocida desde el tiempo de los romanos y fundado por la tribu parisi de los pueblos galos.

Junto con la Torre Eiffel tenemos otra serie de monumentos icónicos como la Catedral de Notre Dame asociada indefectiblemente a la novela de Victor Hugo, El Jorobado de Notre Dame. El Arco del Triunfo en la Place de Etoile.O  ya si hablamos de barrios de artistas como Montmartre o de incluso el Moulin Rouge están antes en la memoria colectiva que el pequeño tesoro del que hablaremos en este artículo

Sainte Chapelle
Sainte Chapelle (Photo credit: woto)

Simplemente desde la entrada principal de Notre Dame nos dirigimos en dirección a la Cripta Arqueológica de Notre Dame y tomamos la Rue de la Cite a mano derecha por el lado izquierdo de la calle y torcemos a la izquierda cuando encontremos la Rue de Lutèce y nos encontramos al finalizar la calle con el Tribunal de Justicia. Ahi dentro esta esa joya del gótico eclipsada por la presencia cercana de Notre Dame. La Sainte Chapelle.

Mandada a construir por  Luis IX en 1.242 y  1.248 , posteriormente canonizado como San Luis, para contener las reliquias de la pasión de Cristo de ellas la mas conocida es la Corona de Espinas, aunque también parte de la Lanza, la Esponja y otras reliquias de la Pasión de Jesucristo adquiridas a Balduino II emperador de Constantinopla.

Entrar en la Sante Chapelle es una oportunidad única de disfrutar de una de las obras cumbres del gótico florido. La planta baja era la reservada en la Edad Media al pueblo y a los siervos.

De todas las personas con la que he compartido la experiencia de entrar en la Sainte Chapelle son muy similares, cuando uno entra en la capilla inferior se encuentra una nave que agrada en las proporciones y en su decoración, evidentemente está restaurada, ya que durante la Revolución Francesa fue un edificio que sufrió deterioros. En 1846 se decide realizar su restauración, que es dirigida por el arquitecto Eugène Viollet-le-Duc, famoso por sus restauraciones medievales, en las que respeta la decoración original.

Pero la apoteosis sucede cuando uno asciende por la escalera de caracol a la capilla superior (Chapelle Haute), se siente uno que ha entrado en un calidoscopio. Rodeado de más de seiscientos metros cuadrados de cristaleras donde dominan los tonos azules, con el dorado de las columnas y la representación del cielo estrellado en las bóvedas, con temáticas del Génesis, el Exodo … Y a uno le hace reflexionar, que se pagó más por las relequias (100.000 Libras) que se querían conservar en el interior de este edificio que por lo que costó su construcción (40.000 Libras)

Y eso me hace reflexionar en que lo más importante es, esa escalera de caracol, que nos permite subir desde la Capilla Inferior, ya que durante quinientos años no existió ese acceso, ya que al pueblo llano no tenía el derecho de contemplar lo que ven ahora nuestros ojos. Ya que el acceso era sólo para el rey y su corte desde una entrada directa desde el palacio.

Pequeños tesoros para un turista que quiere ser viajero (inicio)

Cuando realizamos un viaje de turismo por regla general hay una imagen icónica que nos ha despertado el deseo de realizar esa visita. La Torre Eiffel, las imagenes de los rascacielos en Nueva York, El Coliseo de Roma, El Puente de la Torre de Londres, La Catedral de San Basilio en Moscú, La Sagrada Familia en Barcelona…

Sin embargo más allá de esos iconos por excelencia para el viajero existen otros menos conocidos e incluso desconocidos para el gran publico y que muchas veces su contemplación produce una satisfacción especial, que puede ser la de ser consciente de estar ante un objeto que ha supuesto la transformación de nuestra cultura o el disfrutar de unas vistas que no están nombradas en ninguna guía y sentirnos descubridores.

New York City, Midtown Manhattan, New York Pub...
New York City, Biblioteca Publica de Nueva York, Stephen A. Schwarzman Building, 1897-1911. 5th Avenue (Photo credit: (vincent desjardins))

Me gustaría comenzar esta serie no con un monumento arquitectónico sino con algo más sencillo. Si alguna vez visitan Nueva York, en la Quinta Avenida a la altura de la calle 42 nos encontramos con la Biblioteca Publica de Nueva York , una de las visitas más económicas cuando uno visita la Gran Manzana, ya que como cuota de entrada solo se exige una cosa: curiosidad.

El edificio Stephen A. Schwarzman como es conocido la sede de la biblioteca publica en Nueva York empezó su construcción con la colocación de la primera piedra el 10 de Noviembre de 1902. En 1906 se terminó de colocar el techo y posteriormente durante cinco años se procedió a la elaboración del diseño de interiores poniendo cerca de 75.000 estanterías, colocándose más de un millón de libros para su inauguración el 23 de Mayo de 1911.

Ahí, entre esos libros, está una de esos tesoros, al verlo seguro que pensamos que aquellos que lo realizaron en el año 1455 entre los meses de marzo y noviembre no eran conscientes de las repercusiones que iba a tener su trabajo. Se calcula que de este tesoro se realizaron unos ciento ochenta ejemplares de los cuales sobreviven unos cuarenta y cinco con sus características originales intactas

Estamos hablando del primer libro impreso con caracteres móviles, la Biblia de Gutenberg, el ejemplar que podemos admirar en la Sala Gottesman llegó a los Estados Unidos en 1.847. Con toda seguridad cualquier incunable de la Edad Media tendrá una presentación más bella y admirable. Pero lo importante de estar frente a este ejemplar no es una cuestión de belleza en si, sino de las consecuencias que supuso para la humanidad. Hasta ese momento los conocimientos que había en los libros sólo eran accesibles para una minoría. Ese humilde libro es responsable de una tecnología que democratizó la cultura y los conocimientos a un sector más amplio de la población. Convirtiendose en la primera piedra de una reacción en cadena que ha llegado hasta las letras que están leyendo en este momento.