Archivo de la etiqueta: low cost

De como volar con Ryanair y no frustrarse en el intento

English: I Took This Photo
Boeing 737 de Ryanair en el Aeropuerto de Manchester

(English Version)

Queramos o no, nos encontraremos cada vez mas con la posibilidad de viajar en compañías de bajo coste. Sobre todo si vives en un lugar como Canarias que las alternativas de medios de transporte son mínimas comparadas con un territorio continental.

Daremos por supuesto que ya son los afortunados propietarios de un billete de avión a un precio supereconómico y que han sorteado el campo de minas que es la página de Ryanair, a la que dedicaremos posteriormente una guía. Ya que a veces conseguir un billete aparentemente económico es una labor más ardua que la que tuvo Frodo en su viaje a Mordor

Lo primero que tenemos que saber que la odisea empieza en nuestra casa teniendo que imprimir las tarjetas de embarque. Ya que si accedemos al mostrador de Ryanair por el hecho de que la impriman ellos tienes que pagar una multa por no haberlo hecho de 60 € o 60 £, vamos que si regresas desde el Reino Unido la “penalidad” (de ahí mi referencia a Frodo), como llaman a las infracciones es los procedimientos que realizas como cliente, es mayor por el cambio de moneda. A favor de Ryanair hay que decir que continuamente están avisando por email de todas las condiciones que exigen para volar con ellos. Por lo que como consejo fundamental es una compañía recomendable para aquellas personas que revisen el buzón de su email a diario y aquellos que padecen de fobia tecnológica deberían abstenerse de usarla.

Ahora si tu vuelta es superior a los quince días, que es el plazo máximo para obtener las tarjetas de embarque, planifica como las vas a imprimir porque te puedes encontrar con la sorpresa de que no encuentres la forma de hacerlo y te encuentres a tu regreso con que tengas que pagar la “penalidad”

Recordar que cuando imprimas las tarjetas de embarque realizarán un nuevo intento para que adquieras alguno de los complementos que intentaron colarte en el momento que hiciste y pagaste la reserva en su página web.

Bueno ya tienes tu tarjeta de embarque y llega el momento de preparar el equipaje, y te especifican que solo puedes llevar una maleta que no pese más diez kilos,  y que sus medidas no superen los 55 por 40 por 20 cm. Por supuesto ellos te venden una maleta oficial para que no tengas que medir la tuya por el módico precio de 89 €, lo de módico es un sarcasmo. Es decir que si llevas un maletín con ordenador,  olvidate de llevarlo por separado, metelo en maleta. Si llevas un bolso, mételo maleta. Así que si eres de los que te gusta traerte recuerdos olvidate de ir con esta compañía.

Ten en cuenta que ni siquiera has olido la terminal del aeropuerto, y mira todos los preparativos que has hecho, realmente nadie regala duros a cuatro pesetas. Viajar con una compañía low cost, o ultra low cost como se define Ryanair es un cambio de paradigma y significa un proceso de adaptación.

Ryanair B737-800 Cabin
Ryanair B737-800 Cabina (Photo credit: Wikipedia)

Después de todos estos preparativos previos ya te encuentras en la puerta, si tienes la suerte de que embarques por un finger lo que hace la gente por regla general es colocar su maleta en la puerta de embarque y a medida que van llegando van formando una fila con los equipajes de mano. Lo que permite organizar la entrada. Si este no fuera tu caso que es lo más habitual, te trasladan en una jardinera y la subida al avión es como cuando vas en el autobus. El primero que llega es el primero que elige.

Ya sentado te queda la última muestra de paciencia, y es que los vuelos de Ryanair son más lentos. Como dicen: Vuelan a la velocidad mínima para que no se caigan los aviones