Todas las entradas por rospadron

Acerca de rospadron

Mi labor profesional se desarrolla como asesor empresarial, y este blog lo uso para compartir mi mirada del mundo tanto en mis viajes, como en mi labor como instructor de buceo recreativo o dando mi punto de vista de la realidad social en la que vivimos en este momento

Como ser autosuficiente en un viaje a Japón

Pabellón Dorado (Kyoto) Foto del autor del Blog
Pabellón Dorado (Kyoto) Foto del autor del Blog

Siendo Japón uno de los destinos más seguros para ir de viaje a la par que exótico. Sin embargo tiene una serie de inconvenientes que a algunas personas les retrae ir con la consiguiente pérdida de visitar ese país por tu cuenta y en forma independiente.

Si hiciéramos una lista encontraríamos principalmente el idioma. El que su escritura en base a Kanjis nos sea ininteligible para aquellos que no estudiemos el idioma del país del Sol Naciente constituye un obstáculo que no nos tiene que desanimar. Evidentemente no existe un curso efectivo de “aprenda japonés en tres meses y sin esfuerzo. Pero existen medios muy prácticos a mano.

El más barato es la guía que se encuentra la web de la JNTO (Japan National Tourism Organization) disponible tanto en inglés como en francés en la que tenemos la mayoría de las situaciones que nos podemos encontrar en un viaje, desde pedir información en una estación de transporte publico, como en un hotel o en caso de una emergencia sanitaria. El par de veces que la utilicé constituyó un puente de comunicación, que por su sencillez y rapidez me sorprendió

Esta sería una ayuda sencilla; pero disponemos de elementos más sofisticados. Orientarse en megalopolis como Tokyo puede hacer que pensemos que complicado. Sin embargo una de las soluciones es alquilar un móvil con GPS y datos a nuestra llegada a Japón. Por ejemplo en Narita se encuentran varias firmas de alquiler nada más salir, e incluso podemos contactar por Internet para que cuando lleguemos ya nos esté esperando nuestro móvil, les comparto este enlace del aeropuerto de Narita donde pueden ver las compañías que dan este servicio. Para los amantes del Iphone tengo que decirles que en este momento no es recomendable, ya que nos da las indicaciones como si fuéramos en automóvil, y realmente nos interesa que la opción que nos ofrezca sea la de llegar de un punto a otro andando. En mi caso que cometí esa equivocación me hizo en los primeros momentos dar unos rodeos impresionantes, y cuando me daba cuenta de ello e iba por la ruta correcta a pie, la insistencia del dispositivo para que “volviera a la ruta correcta” era muy molesta.

Bueno tenemos nuestro smartphone, que aplicaciones instalamos, para mi la número 1 es Hyperdía, es una aplicación similar a la página web del mismo nombre. En la que le ponemos una estación de metro o tren y le decimos a donde queremos ir, ofreciéndonos la mejor combinación de metros y trenes. Pudiendo programarla para ese momento o pedir información para una fecha futura. El tiempo que ganas es impresionante, ya que muchas veces somos seres de hábitos y solemos ir por el mismo camino que hemos ido. Sin embargo la aplicación te dice cual es la combinación más óptima en ese momento. La aplicación es gratuita para los primeros treinta días, a partir de ahí es de pago.

Ahora vamos a por el famoso tema del efectivo y los cajeros automáticos, como saben en Japón su sistema bancario no se interconecta con los sistemas internacionales, por lo que nuestras tarjetas no sirven para obtener efectivo, y siendo una sociedad en la que el efectivo es ampliamente usado nos puede estresar ligeramente el pensar en ello. Pues no te estreses, los Seven Eleven proliferan por muchisimos lugares y en ellos hay cajeros automáticos anunciados por las siglas ATM donde puedes sacar dinero, y además en las oficinas de correos también dispones de cajeros en las horas de oficina.

En ultimo lugar les comento la comodidad que da una tarjeta como la SUICA o el Japan Rail pass, aunque para ello prefiero remitirles al Blog de Térmico, donde encontraran una información mas detallada.

Anuncios

Viajes largos en avión, cómo hacerlos soportables

No todos podemos tener esto

Una vez un amigo que acababa de terminar el Camino de Santiago le preguntaron como pudo realizarlo de un tirón, el nos miró y dijo:”Psicología y piernas”.  Yo parafraseandolo cuando me preguntan que hago para que un viaje de varias horas me sea soportable respondo: “Psicología y nalgas”.

La actitud como muchas cosas en la vida es fundamental para realizar esfuerzos, para ser constantes. Cuanto más para un recorrido largo en avión. Sin embargo no todo es tener la actitud adecuada, evidentemente siempre está el recurso de disponer de una cartera abultada e ir en unos de esos asientos de primera, que se reclinan hasta que te quedas totalmente horizontal. Pero como este no es el caso de los lectores de mi blog tengo que decirles que no desesperen. Que hay algunos “trucos” que nos permiten mejorar la calidad de nuestro viaje.

El primero, y gran descubrimiento, es la web de Seatguru. Nos dice de acuerdo con la información recabada por los usuarios de cuales son las mejores compañías y asientos. Incluso si tenemos pensado realizar un viaje nos dice todas las compañías aéreas que realizan ese trayecto y nos la clasifica en una escala que va de 1 a 5 de acuerdo de peor a mejor calidad de los asientos. E incluso dispones de un mapa de los asientos para que cuando vayas a facturar te puedas pedir los mejores o lo que es más importante evitar aquellos sitios que pueden destrozarte tu espalda y el viaje.

Segundo si tu viaje va a tener escalas, y estas van a ser largas te recomiendos acceder a un servicio como los que se ofrecen  por internet para acceder a las salas vip de los aeropuertos en tránsito o algunas tarjetas de crédito que te ofrecen acceder a esas mismas salas simplemente por ser titular de ellas. La ventaja de tener unos sillones cómodos, incluso algunas salas con una zona para echar la siesta, poder refrescarte y relajarte hará que te encuentres en mejores condiciones para afrontar la siguiente etapa de tu viaje.

Tercero si tu viaje es punto a punto, sin escalas intermedias y eres de los que eres capaz de organizarte solo con el equipaje de mano, llevalo contigo. Sin embargo si el viaje tiene varias escalas en la que el equipaje lo recuperas al finalizar el trayecto te recomiendo que sólo lleves de mano lo imprescindible, como documentación de viaje, medicación que se pueda necesitar y lo que necesites para tu entretenimiento.

Cuarto si tienes una tarjeta de viajero frecuente, ver si es posible que realizes un upgrade de clase para poder acceder a unos asientos de mejor categoría. A veces no tenemos puntos para pagar un billete completo con los puntos; sin embargo nos llevamos la agradable sorpresa que podemos acceder a una clase superior con los puntos que tenemos acumulados y que muchas veces no sabemos que utilidad darles.

Y por último y no por ello menos importante, durante el viaje no olvides de hidratarte. Por regla general la tripulación de cabina en el espacio entre comidas suele disponer de un servicio de bebidad en la cola del avión para la clase turista, en donde encontrarás agua, bebidas no alcoholicas a tu disposición. Y por supuesto no te olvides de levantarte regularmente para estirar las piernas y hacer ejercicios en tu butaca para mejorar la circulación sanguínea.

¿¿¿En serio necesitamos un seguro para viajar???

Una de las recomendaciones imprescindibles es tener un seguro para cubrir una serie de imprevistos que podamos tener en nuestro periplo, y ante ello se nos ofrecen una diversidad de seguros para cubrir los aspectos más variados. Desde seguros que nos cubren por el retraso o pérdida de nuestro equipaje o aquellos que nos ofrecen la repatriación  en casos graves. Los hay que cubren nada más que un aspecto concreto y otros que nos ofrecen un amplio abanico de coberturas.

Further European Union enlargement
Unión Europea y espacio económico

Pero realmente los necesito. La respuesta es que sí, siempre que lo que te cubren sea fundamental y no lo tengas cubierto de otro modo, y eso si es lo principal. Por ejemplo residiendo en un país de la Unión Europea o viajando a esta hay que saber que los servicios sanitarios cubren las “urgencias” médicas y que para los residentes en ella deben estar en posesión de su tarjeta sanitaria europea para recibir una atención que debe ser igual a la que reciben los nacionales del país que visitamos. Sólo con ese detalle vemos que podemos llegar a estar sobreasegurados en nuestros viajes por lo que en el artículo de hoy les voy a aconsejar para no pagar dinero en exceso y estar seguros.

Cuando realizamos un viaje debemos tener cubierta una serie de imprevistos básicos, como la atención sanitaria, traslados a nuestro país de origen en caso de enfermedad, perdida de maleta. Pues por regla general muchos de estos seguros están incluidos en nuestras tarjetas de crédito, muchas veces por importes similares o iguales a los que nos ofertan en pólizas no vinculadas a nuestras tarjetas.

también en algunas cuentas bancarias, tipo cuenta nómina o similares pueden tener pólizas vinculadas a ellas.

Así que en este caso es buscar las pólizas, sino las tenemos muchas veces los condicionados los podemos obtener en internet, y analizar las garantías que tenemos ya cubiertas. Incluso puede suceder que una tarjeta nos cubra por pérdida de equipajes y otra nos cubra los traslados en caso de accidente. Por lo que una vez averiguado debemos llevar en un lugar seguro y conocido por todos los que viajen con nosotros los teléfonos de asistencia para poder utilizar estos servicios en caso de necesidad.

Aunque no es un tema de seguro si es un tema de seguridad, nunca está de más inscribirnos en el registro que suelen ofrecer los gobiernos para comunicar en que sitios vamos a estar en caso de que suceda un incidente grave para poder ser localizados rápidamente

Como vemos viajar seguros si; pero sin realizar gastos innecesarios

Viajar con animales

Madrid-Barajas Airport serving Madrid, Spain
Madrid-Barajas Airport serving Madrid, Spain (Photo credit: Wikipedia)

El artículo de hoy es una denuncia al trato de los animales y a sus propietarios en los controles de seguridad de los aeropuertos.

Todos los que tenemos mascotas sabemos que hay unos trámites que cumplir cuando viajamos con ellas; pero por regla general lo que nos sorprende es el trato poco cualificado del personal de seguridad cuando se viaja con ellas. Las anécdotas son muchas y variadas.

Lo primero es el desconocimiento del temperamento de los animales, no es lo mismo un gato, que un perro. Un perro tiene una psicología de manada, es decir que la presencia de su dueño lo tranquiliza. Sin embargo un gato tiene su tranquilidad se basa en conocer el entorno que le rodea. Asi que aquellos que han diseñado los protocolos de seguridad aeroportuaria obligan a las personas que llevan una mascota en cabina a sacarlos del transportin con el consiguiente problema de estress para el animal y el dueño. En los casos de los gatos si el dueño no le ha dado un tranquilizante al animal la situación es de alta tensión para ambos, que puede ser rebajada si disponemos de un collar y correa para el animal que debe llevar desde los días anteriores al viaje para que se habitúe. Y para colmo como anécdota en el último viaje que he realizado he visto al personal de seguridad del aeropuerto de Barajas en Madrid pedirle a una persona con un gato en brazos que se quitara las botas para pasarlas por el escáner. Esa persona no tiene ni idea de lo que es tener en brazos un gato y tener que quitarse el calzado sin soltar un gato.

Me pregunto cuando un animal va en bodega lo sacan del transportin para escanearlo y despues vuelven a poner el animal dentro. Pues si no lo hacen cuando un animal va en bodega, porque tienen que hacerlo cuando pasamos el control de seguridad.

Todos entendemos que los controles de seguridad son importantes; pero por favor tengan un mínimo de lógica y cuando redacten un norma tenga en cuenta la opinión de profesionales que no sólo sepan de seguridad sino tambien de comportamiento animal. Se supone que el viajar debe ser una experiencia agradable y no un calvario.